Poéticamente hablando.

…quiero que mi cuerpo y el tuyo rimen. (Francisco Vivas)

Que se vuelvan uno solo, entre las sabanas azules de tu habitación, entre las blancas de la mía, entre las de un hotel o en la orilla del mar, bajo la lluvia de estrellas.

Quiero que por unas cuantas horas nuestros cuerpos compongan sonidos de pasión y destilen una llamarada de calor, que seamos nosotros y nuestros espíritus perdidos por unos cuantos segundos.

 

Imagen: Weheartit

 

Solo uno, inaugurando los mejores momentos que más adelante serán recuerdos repletos de emoción por todos lados. Pues sencillamente seremos nosotros, cada uno tocando a su favor, y dejándose llevar entre la melodía de nuestra respiración.

Aunque el silencio se apodere de nosotros por unos cuantos segundos, por dentro estamos estallando en gritos de placer, unos tan puros y esperados que no sabremos cómo responder después.

 

Imagen: Weheartit

 

Poéticamente hablando creo que en nosotros no existirán los puntos finales, solo la secuencia de puntos suspensivos que nos llevaran a un después, a repetir, a seguir probando de un nosotros. Solo así entenderemos que quizás estamos hechos el uno para el otro, después de tanto tiempo con esas ganas acumuladas de ser solo uno entre líneas y textos llegara el gran momento.

 

Imagen: Weheartit

 

Porque los verbos y las poesías en definitiva salen a relucir en mi cuando tus recuerdos aparecen en mi mente. Se disfrazan de eso cuando en realidad son letras que tal vez nunca se conviertan en verbo. Pero aun así sigo insistiendo, poéticamente hablando quiero que mi cuerpo y el tuyo rimen de una buena vez.

 

Imagen: Weheartit