Quisiera decir que te extraño, pero ya no es así

Dejaste de hacerme falta aun estando junto a mí.

Por raro que parezca, estando contigo me sentía sola, aun estando junto a ti. Será porque siempre estabas tan cerrado en tus pensamientos, que dejaste de hacerme falta aun cuando despertaba a tu lado. Tu indiferencia y distancia, me enseñó a estar sin ti mucho antes de que nos separáramos.

Imagen: Pinterest

De este fin ha pasado algún tiempo, pero no te extraño. No sé nada de ti y no me hace falta saberlo, de hecho tampoco sé nada de mí cuando te amaba. La verdad es que desde que nos separamos volví a ser yo. Volví a reír de mis tonterías o sin motivo alguno, sin el miedo de que me tomaras por boba. Volví a disfrutar de los domingos viendo películas y comiendo alguno que otro dulce. Volví a reconectarme con mis series y libros, sin tener que ser juzgada por todo lo que veía, leía u oía. Volví a ser yo contra el mundo otra vez.

La mayoría de personas definen el amor verdadero como un viaje incansable, pero tú era con un ancla, como volar al sol de muy cerca. No nos movíamos y derretías mis alas. No puedo negar que me dabas alguna clase de equilibrio, de estabilidad ante la realidad, pero lo cierto es que no me dejabas salir de esa burbuja de comodidad y costumbre. No me dejabas explorara e ir tras cosas nuevas. Antes no caía en cuenta, pero nunca me dejaste ser yo.

Imagen: Pinterest

Al estar contigo, confundí el significado del amor con la costumbre. Me aferré a la idea de luchar por algo que estaba muerto después de un tiempo de iniciada la relación. Quise dejar para después una inevitable ruptura, lamentando ahora únicamente, no  haberte dicho adiós mucho antes.

Sabía que no harías nada por continuar con nuestra relación, creo que en el fondo, tú tampoco sabías que estabas haciendo a mi lado.

Imagen: Pinterest

Y lo cierto es que algunas veces me pongo a pensarte, a tratar de extrañarte. Recuerdo que me gustaba besarte, acariciar tu cabello, quedarnos en silencio y colocar mi cabeza sobre tu pecho, pero me pregunto si éramos felices, si eso me llenaba y pues no, no recuerdo que provocaba en mí.

Aunque romper con alguien siempre es triste, estoy segura que hicimos lo correcto. Tuvimos buenos momentos pero todo cambió y ahora me siento mejor al no tenerte cerca. Tal vez suene horrible, pero sin ti me siento completa.

Imagen: Pinterest

Ahora que cada uno está por su lado, puede ver y descubrir lo que le plazca. Sin miedo a prejuicios o críticas destructivas. Luego de mucho tiempo de callarnos, separarnos fue lo más sincero y honesto que hicimos.

Ahora que somos libre, podemos entender que yo no era parte de tu vida ni tu de la mía.