Quisiera saber cómo cuentas nuestra historia, según tu versión.

En esta oportunidad mi sarcasmo le dio el puesto a mis emociones, y es que por cuestión de minutos también es válido ser un poco sentimental en vez de amargo.

 

Imagen: Eslamoda.

 

Quisiera saber entonces cómo das el relato de lo que una vez fuimos y no quisimos salvar, aunque sabíamos todo estaba en nuestras manos. Cómo nos cambiamos uno por el otro, por otra persona que a lo mejor no llenaba nuestras expectativas y por eso nos seguíamos buscando. Pero estaría relatando yo, el cuento de esta historia, que nunca tuvo un final concreto.

 

Imagen: Vk.

 

Por eso, a veces quisiera viajar entre el viento y mezclarme un poco entre esas conversaciones tuyas con otros cercanos a ti, cuanto daría por tener una capa de invisibilidad como la de las películas de magos y así ver tu rostro cuando pronuncias mi nombre y todo lo que esconde esa palabra en ti.

 

Imagen: Pinterest.

 

Tal vez engañarme un poco y ver si algo bueno dejo todo esto en ti, disimularle a la vida la felicidad de los momentos vividos y no detenerme a pensar que fueron más los llenos de tristeza y dolor, pero soy yo relatando todo de nuevo. Por eso, quisiera saber qué tanto picante y sarcasmo le colocas al igual que yo, si sufres en silencio como yo lo haría o lograste olvidarme por completo.

 

Imagen: Fotografiacursos.

 

Si de una vez por todas, le colocaste un stop a esta historia y la cuentas como un chiste de circo elaborado por ti. Solo quisiera saber si cuando hablas sonríes porque te nace o por disimular que mi recuerdo aún sigue en tu memoria, más vivo y en carne propia. Solo sabiendo cómo cuentas nuestra historia, me aseguraría si aún no me has desechado por completo.