San Valentín: mujer le donó riñón a su esposo para salvarle la vida

«Nos moriremos, pero de viejitos», dijo la mujer que le donó un riñón a su esposo.

Esta historia te conmoverá el corazón ya que a pesar de los años que mantienen juntos, una pareja de esposos se sigue demostrando amor y siguen al pie de la letra lo que se prometieron cuando se casaron: «Juntos en la salud y en la enfermedad, en las buenas y en las malas».

Una señora le donó uno de sus riñones a su esposo que se debatía entre la vida y la muerte. Este caso sucedió en Perú, en el distrito de La Victoria, exactamente en el Hospital Guillermo Almenara, donde Rosa Huaroc Mandujano y Lister Ibarra Ulloa nos mostraron la historia más linda de San Valentín.

El señor de 60 años sufría de una enfermedad renal crónica así que su esposa tuvo que velar por él día y noche para que no se agravara más su situación. Para que el dolor acabara, los médicos le dijeron que la única manera de salvarlo era con una donación de un riñón.

Sin pensarlos dos veces, doña Rosa fue a hacerse los exámenes correspondientes para saber si era compatible o no, felizmente, sí lo era así que cuando se lo comunicó a los especialistas, hicieron todos los papeleos para que pueda proceder la operación de transplante.

Después de su recuperación, la señora confesó a un medio de comunicación local, cómo fue que ambos se conocieron. Los dos se enamoraron en Jauja, su lugar de nacimiento, y que su amor fue creciendo luego de tomar clases juntos de danzas y vóley.

Cuenta también que era muy gracioso y detallista, esa historia de chiquillos se convirtió en algo para siempre ya que Rosa dijo que él se le declaró y estaba muy nervioso. El señor Lister habló también con el medio, y se mostró bastante agradecido con su esposa por tan tierna acción:

«Agradezco al equipo por tan magnífica acción, pero más a mi esposa por este bonito gesto de amor hacia mi persona». Con respecto a su estado de salud, el doctor que lo atendió, dijo que la evalución post operación fue exitosa así que tendrán una vida plena de ahora en adelante.

Los que tomaron su caso dijeron que esta era la historia más bonita de San Valentín que han visto en los años que han trabajado en el hospital.

 

Fuente:WhatTheGirl