¡Se busca amante!

Un perfume masculino con todas las intenciones de hacerme sentir miles de emociones.

 

Se busca, con recompensa incluida un caballero de embestidura autentica que me deje entrar en su cabeza mientras nuestros cuerpos se confunden en el suelo. Busco a alguien con quien llegar muy lejos, un aventurero de día y noche que sea libre como el viento.

Estoy en busca de emociones fuera de lugar, caer extasiada entre los brazos calurosos de un espécimen que me haga delirar. Quiero salirme de la película llamada vida y entrar en pausas comerciales solo con esa persona en particular.

Quiero salir de esas líneas que a veces no me dejan comportarme con naturalidad, quiero seguir siendo yo y un poco más; liberar cada faceta oscura que hay en mí y seguir indagando hasta explotar. Soy como el agua que quiere mezclarse con ácido sulfúrico hasta producir la calentura de una reacción química.

Y no es que esté buscando un complemento, sencillamente al compañero perfecto y amante predilecto quien sea mi alumno y también mi mejor maestro.  ¿Existirá? Me mantengo firme y positiva que por ahí debe estar, porque todas merecemos el amante perfecto en cualquiera de sus presentaciones.

Mientras tanto, seguiré caminando como espíritu libre por la vida. Aunque en este momento este en busca del hombre imperfecto que solo cumpla lo que yo deseo por el momento. Se busca y sé que lo hallaré, sin importar su físico ni talentos solo busco que cumpla con algo en particular, mi medicina y cura en esos día de estrés.