Se me atravesó otro destino.

…Cuando él por fin se decidió.

Es irónico pero tiene más coherencia que otro destino apareciera en mi camino cuando él ya estaba decidido a quedarse, pero ese destino no tiene nombre y apellido. Es un destino de aventura de crecimiento, la decisión de salir de mi zona de confort por fin estaba hecha. No hay vuelta atrás ni siquiera para observar lo que dejaba.

Imagen: Pinterest

Todo lo que me ataba ya me soltó, diciendo…¡anda! ve, ese es tú destino.. y algo muy dentro de mi responde con afirmación pues todo lo que creí imposible empezó a abrirme las puertas con educación, dándome la bienvenida a algo que puede parecer incierto cuando en realidad es una de las mejores decisiones de mi vida.

Lo que tanto anhelo por fin llego, en el camino se despejaron las tormentas oscuras que no me dejaban ver. Entonces empece a trabajar por lo que quería para ayudar y permitirle a ese camino me lleve a donde quiero. Solté todo lo que no me dejaba avanzar, ese peso cayó de mis hombros gracias al destino que elegí.

Imagen: Pinterest

Y entre todo eso que solté y deje ir entraba él, el que muy sonriente pretendió aparecer de nuevo en mi vida vendiendo sus palabras baratas y fallas. Estaba supuestamente decidido a compartir su vida conmigo, y quizás lo hubiese aceptado si no existiese ese nuevo destino. Pero ya es muy tarde, ese destino es mucho más grande que él, más importante y valeroso. Sus palabras son simples ruidos que llegan a mi oído como susurro de malestar, pues me enfada quiera hacer lo que ya no fue, lo que pudo pero no quiso en su tiempo.

Imagen: Pinterest

Ese destino se atravesó para hacerme sentir más viva de lo que ya estoy, y sin piedad luchare por eso hasta el cansancio. Él por el contrario puede seguir su camino y buscar otro destino con nombre y apellido.