Sentimientos vs Centímetros.

Donde lo único que quizás compartan es la pronunciación del “sen” y “cen”.

 

Imagen: Weheartit

 

Y es que después de cierto punto, valen más los sentimientos que los centímetros de ciertas cosas, y lo más importante el tiempo que cada uno de los dos ofrezca. Pero, para nadie es mentira que ese apreciado sentimiento que aparece de la nada para robarte el sueño y revolcar tu mente se queda plasmado durante largo tiempo, lo que afirma lo tan enredado que ya puedes estar.

 

Imagen: Weheartit

 

Sin embargo esos centímetros te hacen feliz por un tiempo muy breve, lastimosamente algunos ni siquiera sustentan eso. Una gran diferencia que solo se puede mejorar cuando los sentimientos están de por medio y nuestra cabeza no piensa, sencillamente se deja llevar por las manos deliciosas del otro individuo.

 

Imagen: Weheartit

 

Es una lucha, sobre todo por el tiempo y las circunstancias, donde los sentimientos llevan todo el poder. Porque cuando las emociones entran de frente no habrá centímetros que importen mientras se esté cómodo y amado por el otro.

Sin embargo no hay que escatimar que los centímetros no son más que un relleno en esos momentos de pasión, porque lo que realmente vale es la imaginación y saber aprovecharse del momento, invertir en el tiempo del preámbulo más no en lo que los hombres llevan puesto.

 

Imagen: Weheartit

 

Como siempre todo será una cuestión de tiempo, donde ésta batalla será ganada por los sentimientos, más no por las supersticiones de unos centímetros de más o de menos, además no todo el trabajo está en sus manos, nosotras somos las encargadas de que ellos también coloquen en contra estas dos palabras y entren en el juego como queremos.

 

Imagen: Weheartit