Si te jodieron, pero te hicieron más fuerte. Tú ganaste.

A veces creemos que somos nosotros quienes perdemos cuando creemos hemos “fracasado”. Bueno, de cierto modo si lo hicimos, si esa relación se fue por la cañería. Si nos detenemos a pensar muy minuciosamente, cuando las cosas no se dan en pro de un bienestar para ambos, es mejor que termine.

 

Imagen: Weheartit.

 

Tal vez seas tú, quien termine maltratado, herido, frustrado y con cicatrices. Pero, gracias a todo eso, eres tu quien no permitirá te vuelvan a suceder cosas de este tipo, te hicieron más fuerte.

 

Imagen: Weheartit.

 

Muchos dicen serlo, pero pocos lo viven en carne propia, alejarse de alguien aun estando enamorado, eso sí es de valientes, de personas fuertes que; a pesar de todo lo que sienten prefieren salirse de ese camino. Quisieron hacer con su corazón y mente lo que quisieron, pero no se percataron que los harían más fuertes.

 

Imagen: Weheartit.

 

En realidad no sé, quien lleva la ventaja, si el corazón o la mente; aunque sientas que todo se derrumba tu corazón sigue latiendo, y aunque sientes que te hicieron añicos tu mente siempre te dará luz de alguna forma. En definitiva tú ganaste, solo se debe saber reconocer el premio, tal vez por eso muchos terminen días y días en algún Bar, que no está del todo mal, lo realmente mal es el tiempo autodestruyéndose con alcohol y melancolía.

 

Imagen: Weheartit.

 

Entiéndase que cosas de este tipo tienen que suceder en nuestra vida, porque así como las plantas necesitan agua para crecer, nosotros necesitamos experiencia y vivencias, tanto dulces como amargas para que suceda lo mismo.