Sin globo no hay fiesta.

Es realmente gracioso cómo existen momentos en los que tu dulzura sale a caminar hasta que de la nada algo la detiene hasta el punto de esconderse otra vez.

 

Imagen: Weheartit

 

Y es que hace un par de días algo similar con esto ocurrió. Mientras hacía unas compras en un minimarket, vi un chico simpático entrar a la tienda, mientras yo caminaba entre los anaqueles él también se decidía entre las galletas o las golosinas.

 

Imagen: Weheartit

 

Los dos luego de tomar cada uno lo que deseaba nos acercamos a la caja, él por su lado llevaba un montón de chocolates y un globo de esos que dice “Feliz Cumpleaños” agregándole a sus compras otros detalles más. Inmediatamente mi mente divagó ¡Que bello gesto el de este chico! obviamente supuse todo lo tomado por él era para su amada.

 

Imagen: Weheartit

 

Luego de llegar a la caja y disponerse a cancelar su compra, pide a la cajera una caja de preservativos, en realidad tuve que contener mi risa para no parecer impertinente. Pero, no puedo negar que muchas cosas pasaron por mi mente y de repente eso que me causo dulzura se empezó a desvanecer un poco.

 

Imagen: Weheartit

 

Cabe destacar que me parece un total gesto de responsabilidad de su parte, el querer cuidar la ocasión, mucha madurez. Pero no cabe duda que los detalles se vieron un poco opacados por el detalle final, pues la festejada no era la única que quería regalos esa noche del viernes.

 

Imagen: Weheartit

 

Pero me alegra saber que para muchos hombres sin globo no hay fiesta, un total gesto de responsabilidad que la mayoría debe adquirir hoy en día, si no se sienten preparados para algo más.