Solo fui parte del decorado de tu vida

Lamento no ser la misma mujer que te soportó cada canallada, que aceptó y creyó cada mentira… pero he evolucionado.

Necesito que entiendas que aunque te extraño, ya no hay manera de que sacrifique mi libertad por alguien que no supo respetarme cuando yo solo le daba lo mejor de mí. Puedo enumerarte las veces en las que me hiciste llorar sola en mi cuarto porque no llegabas, porque me dejabas plantada, porque no avisabas dónde estabas, porque apagabas el celular, porque me decías que estabas trabajando cuando claramente se notaba en tu voz, en el ruido de fondo que no era así.

 

 

No tiene sentido que yo me permita ser tan tonta. Te amé, sí, pero me aseguraré cada día de mi vida de no volver a caer de la forma en la que lo hice contigo. Dejaste quebrar todas las cosas importantes que hice por ti. Dejaste arruinar cada detalle, cada muestra de amor. No repetiré la misma historia con nadie, y mucho menos contigo. Lamento no ser la misma mujer que te soportó cada canallada, que aceptó y creyó cada mentira… pero he evolucionado. Ahora soy todo lo contrario a una mujer que se deja sumergir hasta casi ahogarse. Ahora soy una mujer que se empoderó a base del dolor que sufrió. Soy una mujer que se hizo fuerte, independiente, capaz de ser feliz sin un hombre al lado.

 

 

No te odio. Al contrario, te respeto, pero no aceptaré regresar con quien me rompió tan repetitivamente como si tal cosa no fuese grave, como si tal cosa  fuese natural.

Sé que creíste que no te dejaría, que me tenías domada, dispuesta siempre para ti, y sé que creíste que te dejaba por estar con otro. En ese entonces, cuando creíste que te dejaba por alguien más, terminaste de romper el último fragmento que quedaba de mí. Nunca me conociste. Solo fui parte del decorado de tu vida. No entendiste que te dejaba porque el dolor que me causabas era tan fuerte, que me estaba casi muriendo de desesperación, y por eso busqué mi cura, y mi cura no era otro hombre, era yo, en soledad, sin ti.

Te deseo lo mejor. Pero déjame por favor tener también lo mejor. Y lo mejor para mí no eres tú.

Fuente imagen: Pinterest