Somos nuestros más grandes enemigos

Preferimos reemplazar un dolor con otro dolor.

Muchos de nosotros preferimos distraernos del dolor con algo que nos haga olvidar pero que a la larga, solo nos lastima más.

Somos nuestros mayores enemigos porque torturamos nuestras mentes para recordar o encontrar información que realmente no queremos saber. Le pedimos y hasta exigimos a las personas que nos digan lo malo que han dicho sobre nosotros.

Imagen: Pinterest

Nos metemos a las redes sociales para espiar los perfiles de ex parejas, con el deseo de encontrar pruebas de su infelicidad y nos entristecemos cuando los vemos avanzando. Tendemos a profundizar en las vidas de las personas cuyas novedades, sabemos que nos van a lastimar, mejor dicho promovemos el daño hacia nosotros mismos.

¿Por qué hacemos esto? ¿Por qué nos sometemos a más dolor? ¿Cuál es el objetivo para introducirnos en la vida de los que ya no están en la nuestra, y confirmar que son realmente felices a su manera? Nos obsesionamos sin darnos cuenta, en conservar amistades virtuales a través de Facebook, Instagram, Snapchat, Twitter o la red que sea, solo para sentirnos parte de algo.

Imagen: Pinterest

Ya es hora de dejar esa actitud enfermiza. Elimina al chico que te engañó. Deja de seguir a esa amiga que comenzó un rumor desagradable sobre ti. Deja de vigilar constantemente la vida de otras personas solo para saber si avanzan más que tú.

Entiéndelo, todos avanzamos porque cada día es una oportunidad para empezar de nuevo. El hecho de que una persona esté en lugar a donde tú no has llegado, no quiere decir que estés atrasado.

Imagen: Pinterest

Por favor, deja de torturar tu mente. Cambia tu chip, tu manera de pensar sobre ti mismo. Entiende que aquellos que ya no están en tu vida, se fueron por alguna razón. Nuevas personas entrarán en tu vida y te brindarán nuevos momentos, recuerdos, aventuras y risas. Así que haz un espacio en tu mente y corazón para estas.

La obsesión que tienes por una, dos o tres personas en tu vida que con total seguridad te puedo decirte que no valen la pena, te está bloqueando la capacidad de ver a estas nuevas personas.

Imagen: Pinterest

Es hora de guardar el pasado en una caja pequeña y dejarlo en un lugar muy oscuro del armario, para que se llene de polvo y sea olvidado.