Sonríe… Aunque te estés rompiendo.

Sé que no es fácil, intentar aparentar felicidad cuando por dentro tu espíritu se está desvaneciendo. Pero, deja esos momentos solo para ti, respeta tu dolor y hazlo solo tuyo, llora, grita, tomate un baño y deshazte de todo eso que te apuñala la mente al recordarlo.

 

Imagen: Tumblr.

 

No digo que no debamos desahogarnos, solo que debemos hacerlo solo para nosotros, respetar ese luto que llevamos dentro y salir al mundo con nuestra mejor cara. Porque lo merecemos, iniciar de nuevo y con una sonrisa en el rostro. Lo días nuevos no tienen la culpa de lo que sucedió el día anterior. Solo queda iniciar desde cero, partir desde eso que nos rompe por dentro y entender que en la vida no todo tiene que ser nuevo.

 

Imagen: Weheartit.

 

Sonríe porque tienes el privilegio de despertar, por respirar, porque la luz del sol se refleja en tu rostro, y porque los días lluviosos a lo mejor existen para limpiar todo a nuestro alrededor y continuar con lo nuestro.

No pido que disimules tu tristeza, solo que la veas de otra manera, la asumas y la respetes pero a solas. Y es que a veces hacemos que terceros paguen nuestras dolencias cuando no debería ser así. No me cansaré de repetirlo, saca tu mejor sonrisa a relucir porque incluso ella es una medicina para ti, y tal vez lo sea para alguien más, sobre todo para esas personas que no te quieren ver sufrir.

 

Imagen: Weheartit.

 

Vive intensamente; si, llora todo lo que tengas que llorar y luego ríe sin parar, de eso se trata.

 

Imagen: Weheartit.