También existen las mujeres que lo hacen rico y se van.

Estamos en pleno siglo XXI y esto es algo de lo más natural.

 

También existen esas mujeres que saben cómo utilizar toda esa lista de atributos y luego marcharse sin despedirse para no volver jamás. Mujeres que se levanta de una cama ajena como si nada y en total silencio para no regresar jamás.

 

Y no es porque no se sientan a gusto o poco satisfechas, pues ellas saben a quién aferrarse y con quien solo pasarla bien y ya. Para ellas es suficiente esto, divertirse y liberar todas las energías de su cuerpo. Tomar lo que quieren sin importar el lugar, cuándo y cómo pues al final manejan su mente tal cual y como ellas quieren, sin involucrar el corazón.

 

De cierta forma, aprendieron a diferenciar las necesidades del cuerpo con las de la mente, por lo que están seguras la carne solo la llama para esto y no para nada más. No son machos, siguen siendo damas como el resto de féminas que andan por las calles, se divierten pus encontraron un concepto de vida muy particular, algo que parece ser un tabú para muchos tontos cabeza cuadradas de por ahí.

 

Si, existen mujeres así; y pudo decir que muchos hombres han sido víctimas de ellas, aunque saben les dejaron un estupendo sabor de boca pus tan solo recordarlas les dibuja una sonrisa en sus caras. Son mujeres libres, regias y astutas que aprendieron cuando marcharse sin incomodar a los demás. Saben lo que quieren y cómo lo quieren, aunque esto signifique sacrificar un poco su moral.