Tatuarte por amor. ¡Piénsalo!

La mayor locura del siglo XX que muchos arrastran hasta el XXI.

Enamorarse es espectacular, corazones, estrellas y pajaritos por doquier se asoman cuando esa persona aparece; pero, es realmente necesario marcar tu piel con el nombre de alguien que a lo mejor no continuara en tu vida, bastante ya es que te tatúe el alma y de paso el corazón.

 

Imagen: Weheartit

 

Y no estoy en contra de todas esas personas que hicieron algo parecido y aun así continúan con el culpable o la culpable, pero sé que muchos por ahí suspiraron de remordimiento y quizás revisaron el tattoo en su piel marcado por algún viejo amor que hasta el día de hoy recuerdan.

 

Imagen: Weheartit

 

En lo personal yo no creo en supersticiones y esas cosas, pero he escuchado en numerosas oportunidades que luego de que este evento lleno de tinta ocurre tal parece que un hechizo cayera sobre los dos y la relación se viene abajo. Pero, creo que no hay porque lanzarle la culpa a la tinta si alguno de los dos fallo sin remedio alguno.

 

Imagen: Weheartit

 

El detalle esta cuando marcas tu piel con el nombre de una persona, sin importar lo que significo o no, es quizás algo delicado mantenerse al margen de los recuerdos cuando tienes que ver cada segundo de tu vida la tinta que una vez hizo marca por tu amor. Si bien es cierto que cada uno es dueño de su cuerpo y de sus actos también es conveniente entrar un poco en razón, antes de una decisión que arrastraras el resto de tu existencia.

 

Imagen: Weheartit