Te cuento la historia del Placer, despacito al oído

Quiero que sepas como nació el placer que yo siento cada vez que estamos juntos… me acerco a tu oído y te lo cuento…

 

Imagen: Weheartit

 

 

Hace mucho tiempo había en una ciudad de Grecia un rey con tres hijas. Las dos mayores eran muy hermosas, pero no había palabras para explicar lo bella que era la pequeña, que se llamaba Psique. Tanto que muchos dijeron que era más bella que la propia Afrodita y la diosa, muerta de celos, encargó a su hijo Eros que la castigara Por ello, el oráculo indicó a sus padres que debían dejarla en lo alto del monte, donde la devoraría un «ser ante el que temblaría el propio Zeus». Pero Eros, al verla, se quedó fascinado y se enamoró. Y la desposó, pero siempre a oscuras, para que no supiera quién era.

 

Imagen: Pinterest

 

Le hizo jurar que nunca encendería una lámpara junto a él, pero las hermanas de Psique, celosas del marido que la llenaba de joyas y le hacía el amor apasionadamente, la convencieron de lo contrario y una noche… lo hizo. Y Eros enfureció. Y la abandonó. Porque donde no hay confianza, no puede haber amor. Psique intentó ganarse la bendición de Afrodita y esta le hizo pasar un calvario… del que la salvó Eros de nuevo. Zeus les permitió vivir en el Olimpo y la hizo inmortal. Y tuvieron una hija. ¿Sabes cómo la llamaron?— ¿Cómo? —Placer. Hija del amor y el alma. Me quedé mirándolo y él sonrió.

 

Imagen: Pinterest