Tengo un de-seo disfrazado de sueño entre las pier-nas.

Tengo un de-seo disfrazado de sueño entre las pier-nas.

Son las ganas de tenerte cerca que no me dejan diferenciar, porque a veces algo muy extraño y ajeno a mi cordura me hace quererte más y más.

 

Imagen: Pinterest.

 

Otros labios y otras pieles no me saben igual, no me llenan y ni siquiera satisfacen ese pequeño sueño que tengo atrapado entre mis piernas. Te tengo incrustado como chinche en una cartelera de color rosa, un chinche que no lastima pues son tus besos y caricias lo que me hacen preferirte solo a ti.

 

Imagen: Imgfave.

 

Con un sueño entre las piernas, así me encuentro yo. Con el apetito desatado desde que tu apareciste detrás  de la puerta en la habitación, eres ese perfume que me envenena como dro-ga, me lleva por el camino hacia la perdición. Desafiaste toda mi voluntad y soy yo la que ahora piensa poco, pierdo el control sin ni siquiera darme cuenta.

 

Imagen: Typepad.

 

Contigo no existe el cuidado pues prefiero dejarme llevar por ese sueño que tengo muy dentro y atrapado. Me hace dudar incluso de mi misma y de lo que puedo llegar a ser, pues se ha convertido en un sueño como los que de niña solía tener, solo que ahora es un poco más vergonzoso para el resto de mortales.

 

Imagen: Techbang.

 

Y aun así, lo prefiero como un sueño solo mío, hasta la hora en la que te canses, y me susurres “No quiero más” pues quién puede aburrirse de una sed como la mía y no dejarse involucrar más.