Tienes tanto cielo esperando por ti.

Tienes tanto cielo esperando por ti, anda ve y vuela lo más alto que puedas. Por algo dicen que el cielo es nuestro límite, y no tratar de luchar por los sueños es un obstáculo en el camino que nosotros mismos nos creamos ofendiendo a ese gran cielo azul.

 

Lucha por pasión y con amor, incluso cuando sientas muchas ganas de estar cerca de esa persona que te mueve hasta la última fibra de tu alma, porque aunque no puedas ver tus sentimientos, están ahí más vivos que nunca sacudiéndote por dentro y revolcándote la piel.

 

Un piel que también sabe lo que quiere aunque la mente lo niegue, pero no es momento solo para el deseo carnal, también se debe luchar por todas esas metas que nos planteamos alguna vez, las que nos alegran el camino a recorrer, porque sabemos vale mucho la pena vivirlas una y otra vez.

 

Anda y vuela de una vez, escapa con libertad de todo eso que te quiere atar, de recuerdos, personas y momentos que no hacen otra cosa más sino restar, aférrate a ese cielo abierto que te pertenece por derecho y el cual es el único límite que te puedes plantear. Tienes tanto cielo esperando por ti, que no tienes excusa para no vivirlo así. Todos nacemos con alas para alcanzar nuestros sueños y no hacerlo es cortarlas haciendo daño a nuestra propia vida.

 

Aléjate de lo que no te suma y mucho menos de eso que no te despeja la pista para no dejarte despegar del suelo.