A todos mis ex… Gracias.

Esta vez dedicare estas letras a todos esos perfumes masculinos que pasaron por mi vida, amores a medias que agregaron oraciones y momentos a mis antiguos días.

 

Imagen: Weheartit

 

Esos amores –por llamarlos así- algunos solo por gusto, otros por atracción y a los que de verdad quise de corazón. A todos ellos les digo ¡Gracias! Porque repito, cada uno agrego algo en mí que hizo creciera en valor y seguridad, con ellos aprendí a decir “No”. Y no es que gracias a ellos crecí como mujer ¡Para nada! Eso solo lo logro con mis propias acciones y mis experiencias profesionales entre otras tantas cosas ajenas a las sentimentales.

 

Imagen: Weheartit

 

A ustedes mis eternos escalones, cada uno me ayudo a escalar mi madurez. Con ustedes comprendí que valía más que unas cuantas copas en algún bar y que no era necesario una cena romántica pues yo misma me la podía otorgar, al final podría irme yo sola a mi departamento y descansar sin ningún compromiso.

 

Imagen: Weheartit

 

Gracias a esos ex amores; hombres de momento encargados de robar besos, acompañantes de copas, caballeros llenos de ternura y pasión, amores perdidos y peores nada. Por cada uno de ellos valoré cada centímetro de mi cuerpo, mis planes y mis proyectos.

 

Imagen: Weheartit

 

Razoné que les daba más importancia a ellos y al momento que estuvieron en mi vida que a lo que realmente me convertía en mujer, todos esos sueños y pasiones escondidas que no salían y se materializaban porque estaban opacados por ese amor de momento. Era quien buscaba de lado a lado a un hombre para no sentirse sola, entonces por fin entre en razón.

 

Imagen: Weheartit

 

A todos muchas gracias, por los momentos de pasión que se desbordaban de mi cama, las risas y los gestos románticos que me otorgaban, hoy solo me queda decir que la lección fue buena pero prefiero por el momento estar sola que mal acompañada.