Una niña realista

Una pequeña personita.

Tiene los cachetes redonditos, los ojitos rasgados, la piel canela. Me recuerda a una caricatura, a una mini princesa exótica tipo Disney. Habla demasiado y tiene una energía a full. Como son los niños, inagotables. Y mi mamá está encantada, con lo mucho que le gustan los niños.

 

 

Imagen: Pinterest

 

 

Se da cuenta de todo es tan sabida para su edad. Sabes muchas cosas a pesar de tener solo 7 años. Me cuenta que su padre no la quiere y es un mal hombre, “ni siquiera me saludo por mi cumpleaños”.” Hace mucho tiempo que no se de él”. “Yo no tengo papá”. Lo dice así más, como te contará su día a día. Me sorprende… Nunca había escuchado hablar a una niña así, y no sé si eso es bueno o malo se supone que a esa edad están entretenidos jugando. Pero no, ella es como un adulto, una persona vieja.

 

Imagen: Pinterest

 

Sin embargo no le impide vivir con inocencia. Pero una inocencia a medias.

Cuando ésta pequeñita llegó a mi casa, porque ahora así iba a ser cada mañana. Ella estaría ahí con mi mamá, haciéndole compañía ya que nosotros sus hijos están grandes y se encuentra muy poco en casa. Y ella aceptó cuidarla mientras su mamá y sus hermanas, trabajaban y estudiaban.

 

Imagen: Pinterest

 

 

Esa criatura es diferente no tiene nada de parecido con mis sobrinas o primos pequeños, ella no hace caprichos, aunque cueste mucho creerlo.  Eso sí es muy extrovertida. Entiende a la primera cuando se le llama la atención. Y es muy empática. Si así es ahora me imagino cuando crezca, será una gran chica. Mientras tanto es una niña que alegra las mañanas de mi mamá.