Si es una persona tóxica, automáticamente abandono cualquier idea de relación

Sé identificar las señales que me indican comportamientos tóxicos, casi que imperceptibles para muchos.

Me considero una persona selectiva. Sé qué sí quiero en mi vida y también sé qué no quiero en mi vida. Y aplica para personas. Es como si desde hace mucho tiempo se me hubiese caído la venda de los ojos. Sé identificar las señales que me indican comportamientos tóxicos, casi que imperceptibles para muchos.

Ya he pasado por suficientes cosas en mi vida como para tener que lidiar con personas que no son más que contenedores de basura.

 

 

Tal vez lo consideren exagerado, incluso dramático, pero ya he pasado por suficientes cosas en mi vida como para tener que lidiar con personas que no son más que contenedores de basura. Así que los dejo, no lo intento ni siquiera, me desprendo rápidamente de cualquier idea de relación, bien sea amistad o de pareja.

Es muy fácil identificar las señales.

Es muy fácil identificar las señales. Desde su forma de mirar a su forma de expresarse. Sus ideas sobre la vida, o su forma de vida. A mí me costó unos buenos golpes y caídas aprender a identificarlo, pero aprendí, y desde entonces vivo tranquila y en paz conmigo misma.

La paz interna, esa paz con uno mismo es lo que nos hace amarnos más. Sabes que estás en lo correcto y que estás tomando decisiones en pro de tu tranquilidad, en pro de tu amor propio.

 

 

Las personas tóxicas no hacen más que quitarte lo bonito de tu ser

Entonces, mi consejo es que si llegas a identificar a una persona tóxica en tu vida, sácala de tu vida. Si no te aporta, no dejes que te quite. Las personas tóxicas no hacen más que quitarte lo bonito de tu ser, incluso lo bonito que has logrado en tu vida.

Que no te de vergüenza o pena. De pena no se vive tranquilo. Esas personas son egoístas, solo piensan en su propio bien, en su satisfacción sin pensar en el daño que causan en los demás.

Mejor mantente al margen de cualquier persona que te reste y no que te sume.