Una para todas, todas para una

Cuando encuentras una amiga que se convierte en tu cómplice, todo es mejor, el día a día de tu vida se vuelve más ameno. Ahora imagínate tener un grupo de amigas de cuatro, cinco, seis o mucho más sobretodo si son tan unidas. No podrás concebir la idea de vivir sin una de ellas, porque son vital en tu vida, al igual que tú en la de ellas.

 

Imagen: Pinterest

 

 

No sabe cómo sucedió si de pronto o si de poquito a poquito, todas se volvieron inseparables y siempre están en constante comunicación. Si a una le sucede algo malo o trágico, todas apoyan incondicionalmente, lo mismo pasa con las alegrías. Si necesitas ayuda en quien piensas primero son ellas “Tu grupito”, todas están dispuesta a colaborar y dar su punto de vista. Con un grupo de amigas nunca te aburrirás. Compartirán momentos anécdoticos que cuando se acuerden estallaran en risas que no habrá quien las paré.

 

 

Imagen: Pinterest

 

 

Así como también se reirán que cualquier cosa o rareza que alguien del miembro del grupo se le ocurra y no les importará cuando las personas que pasen por su lado se le queden viendo como si estuvieran orates.

 

Imagen: Pinterest

 

 

En un buen grupo de amigas,  las actitudes negativas, siempre se dicen de manera directa y empática, el fin no es ofender sino hacer ver que su actitud no es la adecuada para el grupo y hacer que mejore por el bien de ella y la amistad del grupo.  Y de la misma forma tu grupo de amigas sabe reconocer sus méritos y virtudes, saben como elevar tu autoestima.

 

 

Imagen: Pinterest

 

 

 

Tú aprenderás a quererlas y respetarlas a cada una como son.

Si bien tienen gustos en común,  no lo es a un 100%, eso las convierte aún más especiales descubren que cada una tiene algo que enseñar y aprender de las otras.

Son muy poco los numerosos grupos de amistad sincera entre las mujeres por eso si tienes uno, no lo descuides porque eres muy afortunada. No es fácil congeniar con varias chicas y siempre estén cuando las necesites.

 

 

Imagen: Pinterest