Ven, yo invito.

Que bonito es cuando alguien es igual de arriesgado que tú.

Soy del tipo de mujer arriesgada, prefiero mil veces las salidas al campo, las actividades extremas que sentarme en algún bar a beber alcohol. No siempre tendré la iniciativa y mucho menos seré yo quien invite la primera cita, pero una vez que me conozcas seré la que te invite a compartir momentos de locuras, aventuras y actividades fuera de lo común.

Imagen: Pinterest

Por eso me gustan las personas fuera de lo común que diga si a mis invitaciones, y una que otra vez tenga la primicia de algunas inventadas por él. En conclusión un caballero que comparta mis gustos con las misma pasión que yo. Disfrutar de la vida y sus pequeños detalles es lo único que no necesita ser cancelado.

Lo único que podremos pagar seria las consecuencias de un escape a la montaña o al mar. Las salidas con retornos felices, donde los únicos invitados seamos nosotros dos. Te invito a que me escuches mientras oímos el sonido del viento, a que compares mis invitaciones con las que te hacen las demás, a que no contengas tu risa cuando estés junto a mi, que seas autentico y no sepas disimular.

Imagen: Pinterest

Ser natural es la única perfección que existe, algo que sale en primer lugar en invitaciones como estas. Sin mascaras se disfruta la vida y no se necesita de unas copas de alcohol para ser feliz. Solo basta lo ordinario y común por primera vez para que existan numerosas invitaciones por parte de los dos, aunque yo siempre haré la primera invitación en una salida de éste tipo.

Imagen: Pinterest