Ya no vivo, ahora sobrevivo

La muerte es inevitable, y hay muchas que no le tenemos miedo. Vivimos aprovechando todas las oportunidades que se nos presentan. Porque la vida es una sola y solo se vive una vez. Yo seguía al pie de la letra esa filosofía de vida, hasta que te ves tan cerca de la muerte. Todo se vuelve una pesadilla porque no es que vas a morir sino como.

 

Imagen: Weheartit

 

 

La peor forma es que si antes te ahogabas en tu vida por eso vivías con adrenalina cada momento. Ahora literalmente te estés muriendo por no respirar, de pronto el aire que te rodea no es suficiente.

Necesitas un lugar abierto para que llegue el aire a tus pulmones. Y la situación empeora todo el aire del mundo no es suficiente para que vivas. Inmediatamente tienes que ser internada y estar conectada a un tanque de oxígeno.

 

Imagen: Weheartit

 

 

No puedes reír, ni hablar, ni caminar con una persona normal.

Tu vida da un giro de 180°, ya no puedes salir a la calle, comer, beber  lo que quieras. Ahora te riges a una estricta y rigurosa dieta que te ha impuesto tu doctor, todo sea por “tu bien”, por “tu salud”, para que puedas seguir viviendo. Pero a eso yo no lo llamo vivir, solo estoy sobreviviendo. Solo existo como una planta, con un objeto que ocupa un lugar en el espacio.

Quiero despertar de esta pesadilla y secarme el sudor frió de un mal sueño, de una mala noche.

 

Imagen: Weheartit