Yo me lo como con los dedos.

Mientras tú pasaste por mi vida queriendo solo saborear mi dulce aroma sobre el suelo, yo termine comiéndome tu amor con los dedos.

 

Imagen: Pinterest

 

A veces como dicen por ahí “Sale el tiro por la culata” o algo así decía mi abuela, aunque él quería verme nadando en el lodo por su amor termino más flechado por cupido que yo.

Tras sus labios está el último beso que nos dimos en aquella esquina bautizada por nosotros, y esos sentimientos negros que sentí una vez de él hacia mi lastimaron su conciencia y el amor que hoy el sufre por mí. Fui yo quien termino saboreando poco a poco cada uno de mis dedos, incluso los de él; ofrecí tanto y compartí tantas cosas de mí que inocentemente llegue a conquistarle más de lo que debía.

 

Imagen: Pinterest

 

Hoy, ese amor que ya se acabó de mi parte término siendo más fuerte para él. Se acabó el amor entre él y yo, de mi parte ese sabor y gusto me dejaron sin apetito tras con mi alma que quedo un poco vacía por culpa de un querer extraño.

 

Imagen: Pinterest

 

Aun así, me da gusto saborear esos recuerdos que vienen a mi mente y por más que él siga insistiendo lo que ya no me sirve yo no lo reciclo. Termino todo, y mi amor por él; hoy con mucho gusto puedo decir que se convirtió en un dulce para mí, de esos que se pueden repetir pues yo me como con los dedos la idea de un amor que empezó en juego y termino siendo más de su parte que de la mía.