Yo no busco compromisos. No busco enamorarme.

A esta edad, donde incluso solo me importa si aparecen o no marcas por los kilos que disminuyen en mi cuerpo, no busco nada relacionado al compromiso y mucho menos enamorarme, ni siquiera un sinónimo de ello.

 

Imagen: Weheartit

 

Aunque sé, no estoy exenta de ese tipo de eventos prefiero mantenerme al margen. Y aunque quisiera enormemente encontrar a alguien igual o tan siquiera similar a mí, con esas ganas infinitas de conocer y comerse el mundo, aún existe algo que me da temor, compromiso.

 

Imagen: Weheartit

 

No sabría cómo definirlo, pero después de tanto pero tanto tiempo a solas conmigo misma, salirme de esa vieja costumbre me llena de nervios. Más allá de ser un espíritu libre y aventurero, pensar en que estaría arriesgando muchas cosas en mi vida me coloca la piel de gallina.

Pero, a pesar del miedo lo mantengo y lo repito; no busco en lo absoluto ningún tipo de compromiso que me ate a otra persona, si es verdad que a veces necesitamos un poco de cariño de otro eso se puede buscar y luego dejarlo a un lado.

 

Imagen: Weheartit

 

Y aunque quiera parecer muy ruda y consecuente con mis palabras, puede ser que me equivoque y de la nada aparezca alguien para hacerme fallar en mis promesas en poco tiempo, de ser así me seguiré manteniendo al margen y luchando aún más por lo que quiero lograr.

Porque en este momento no busco nada de eso, y aunque también el temor de que ocurra está presente, prefiero mantenerme así. Espíritu libre como el viento.

 

Imagen: Weheartit